La visión que DIOS ha entregado a SU Iglesia Cristiana el Jardín del Cordero es:

VISIÓN:

Teniendo como enfoque central la Visión del regreso de Jesucristo por SU Iglesia, bajo la Unción y el Poder del Espíritu Santo, trabajar para ÉL en rescatar, conducir y alimentar con la Palabra de DIOS a multitudes de personas (+ de 2.000.000), en la próxima década, desde la Tierra de bendición que DIOS nos señaló, caminando en Santidad bajo la poderosa Mano de nuestro Amado Cordero.

 

LA MISIÓN:

  1. LLEVAR LAS BUENAS NOTICIAS: Ser embajadores de DIOS en la tierra, llevando el Evangelio de la reconciliación a través de Cristo, en el poder del Espíritu Santo. (2 Corintios 5: 18-21) [PREDICAR]
  2. TRANSFORMÁNDONOS A SU IMAGEN: Edificar la Iglesia con la Palabra de DIOS, para que todos vayamos creciendo en el conocimiento de ÉL y cada día nos asemejemos más y más a JESUCRISTO. 2 Corintios 3: 18 / Efesios 4: 12-13 / Romanos 12: 2 [DISCIPULAR]
  3. ENFATIZANDO EN LA NUEVA VIDA EN CRISTO: Impregnar a la Iglesia con la revelación de la Nueva Vida (Nuevo Nacimiento) que nos fue otorgada. Clamar por una revelación que nuestra vida tiene propósitos eternos (no temporales ni egoistas) que nos impulsan a tener una visión diferente de la vida; ya no vivimos para nosotros y nuestras satisfacciones, sino para Aquel que nos rescató. 2 Corintios 5:15 [PROPÓSITOS ETERNOS / NO EGOÍSTAS]

 

CAMINANDO EN SU SUEÑO [COMPASIÓN POR LOS PERDIDOS]:

Mundo Perdido: Miles de personas han tomado la dirección hacia el camino de perdición. Esto nos lleva como Iglesia a tener compasión y no ahorrar esfuerzos en rescatar a esas personas que viven en lo temporal y sensual, cegados sus entendimientos por satanás (1 Cor 4:4).

Cristianos Carnales: Adicionalmente, muchos Cristianos aunque su destino eterno será el cielo, viven vidas muy similares a las del mundo, buscando sólo el beneficio de la Redención sin entender el propósito eterno y la enorme oportunidad de servirle a DIOS en nuestro tránsito temporal en la tierra.

Muchos se refugian en la religión, para aplacar ese enorme vacío que no les permite tener una real comunión con DIOS.

Todos esos puentes religiosos que han levantado para buscar acercarse a DIOS a través de obras y esfuerzos humanos que Le agraden y busquen SU aprobación, les genera más y más desconcierto.