Ya no vivo yo, mas Cristo vive en mi...Gálatas 2:20  


Creemos que La Palabra de DIOS expresada a través de la BIBLIA es la misma VOZ de DIOS que dirige con amor nuestros caminos brindándonos proteccíon y seguridad.

El hombre rompío su comunión con DIOS desde el Jardín de Edén. [ Romanos 5: 12].  En un acto de desobediencia, Adán pervirtió el regalo de amor que DIOS le había entregado y entregó las “escrituras del Jardín” a satanás . Pero DIOS, a su vez, en el mayor acto de amor con la humanidad diseñó SU único plan de rescate y restauración de esa comunión perdida. Este hermoso plan, (donde todo el precio de amor lo pagó ÉL) consiste en que SU Hijo Jesucristo, con Su muerte de sacrificio  nos rescató del pecado en la Cruz; siendo ahora declarados libres por SU Sangre. De esa manera nuevamente tenemos la entrada a SU Presencia.  [Romanos 5: 17]

Es decir, Cristo vino a recuperar lo que Adán había perdido. ÉL nos abre de nuevo la entrada a  SU Jardín Espiritual, superior al de Adán. Por eso la Iglesia en la que Le servimos se llama: “Iglesia Cristiana El Jardín del Cordero”.

Lo que el mundo vive, lo terrible que vemos cada día reflejado en los noticieros y a nuestro alrededor, no es más que la consecuencia del pecado, es la obra de satanás en las vidas de los seres humanos. Pero Cristo vino para deshacer las obras del diablo [1 Juan 3:8], darnos la Verdadera Libertad [Juan 8:32] y llenar ese profundo vacío que todo ser humano busca satisfacer de mil maneras y nunca lo consigue.

Niños profundamente heridos, hogares destruidos, vicios, complejos, tristeza, abandono, soledad, pobreza, vacíos y mil cosas más son la obra de satanás en el mundo.

Nosotros somos SUS embajadores en la tierra y mientras estemos aquí trabajaremos con la ayuda del Espíritu Santo en deshacer las obras del diablo y rescatar a muchos de la pérdida de la vidad eterna junto a DIOS o de una vida en la tierra sin propósito.